Dedicar un tiempo a tomar el control financiero

Todos tenemos algún conocido que dedica horas a la planificación de sus vacaciones, o para organizar un encuentro con amigos que hace tiempo que no ve, o en el cambio de decoración de la sala de estar. En acOnseguir creemos que también vale la pena dedicar un tiempo a tomar el control financiero. Invertimos horas pensando en las cosas que nos ilusionan, y nos ponemos a ello con energía porque sabemos que, si no nos lo trabajamos nosotros mismos, nadie lo hará en nuestro lugar, ¿verdad?. ¿Qué te parecería destinar un esfuerzo similar a vivir financieramente tranquilo, especialmente si tenemos en cuenta todas las horas que dedicamos a ganar el dinero que entra en casa?

¿Qué nos puede aportar el control financiero?

Daremos la vuelta a la pregunta, y pondremos algunos ejemplos de lo que normalmente ocurre cuando la planificación financiera no existe:

  • Gastamos más de lo que ganamos
  • No ahorramos
  • Tenemos un saldo importante en tarjetas de crédito pendiente de pagar (y a un interés excesivamente alto)
  • Estamos endeudados
  • Hacemos compras innecesarias
  • No sabemos qué productos financieros hay en el mercado que nos puedan ayudar con nuestras finanzas
  • Tenemos la sensación de que confiamos demasiado ciegamente en nuestro banco
  • Queremos tener más ingresos pero desconocemos cómo hacerlo

¿Te sientes identificado con alguno de los escenarios de la lista anterior? ¿Con más de uno?

Muchos de los clientes que nos han llegado durante los años que llevamos dando servicio estaban en alguna o varias de las situaciones mencionadas en la lista anterior. Una buena parte se sentían atrapados, como si no hubiera salida posible y el paisaje de su vida tuviera que ser obligatoriamente éste.

No es cierto: si tomamos conciencia de lo que hay (y no sólo a nivel financiero), las soluciones llegan, y cuando pasado un tiempo vemos en perspectiva esa situación que no nos satisfacía nos damos cuenta que lo que nos parecía una gran montaña en realidad sólo dependía de nuestra voluntad y actitud responsable de ponerle fin.

A nivel particular, me siento afortunado de haber asistido al despertar financiero de muchas personas. Para llevarlo a cabo, no hay nada como contar con el acompañamiento de un buen coach financiero y dedicar un rato a averiguar cómo se mueve el dinero dentro de la economía particular de cada uno de nosotros. Cuando se ven los beneficios de esta planificación, puedo asegurar que ésta pasa a ilusionar tanto como pensar en vacaciones, reuniones con amigos o en cómo disfrutaremos de la nueva sala de estar una vez hayamos hecho aquellos cambios que hace tanto tiempo que nos dan vueltas por la cabeza.

¿Nos ponemos a tomar el control financiero juntos?

Tags: , , , , , , , , , ,

Comments are closed.