La revolución financiera que acaba de empezar

Cerramos un ciclo de tres artículos que describen cómo la tecnología está cambiando el mundo financiero. Conviene que nos vamos acostumbrando a una colección de términos que se van haciendo populares aceleradamente. Estamos en medio de una revolución financiera que abre un buen número de nuevas opciones. Y todas ellas están al alcance de personas corrientes. Sólo hay que informarse bien, analizar pros y contras de cada posibilidad, y decidir.

Revolución financiera en forma de inversión automatizada

Quizás alguno de vosotros recordará el Deep Blue (posteriormente Deeper Blue). Este fue un ordenador de IBM que a finales del siglo pasado fue capaz de vencer a campeones mundiales de ajedrez. La inteligencia artificial superaba la humana. Ninguna persona podía competir con la capacidad de generar posibles jugadas de una máquina.

Salvando todas las distancias, los llamados robo advisors constituyen una auténtica revolución financiera. Las decisiones ya no las toman gestores, sino máquinas. De manera fría y en base a datos. No hay componente emocional. Evidentemente, antes se pregunta por el perfil del inversor. Y también hay gestores (humanos) que dan inicialmente un enfoque determinado al software. Pero el mantenimiento del equilibrio de la cartera en base a las preferencias especificadas es automático. Y, a menudo, con bajas comisiones.

El gran cambio que representa que todos podamos hacer de banco

Los bancos modernos nacieron el siglo XV con una utilidad innegable. Se dedicaban a custodiar y remunerar dinero ajeno. Después, dejaban estos mismos fondos a clientes a un tipo de interés más alto. La diferencia entre lo que pagaban y lo que cobraban era su beneficio.

Si un particular hubiera querido hacer de banco se habría encontrado con diversas dificultades. Más allá de las legales. Para esta persona no habría sido fácil encontrar a alguien interesado exactamente en el importe que tuviera disponible. Y, por otra parte, le habría costado analizar el riesgo. Es decir, si quien que quería su dinero podría devolverlo o no.

Internet ha puesto a nuestro alcance otra revolución financiera en forma de crowdlending. Se trata de plataformas que, como antes hacían los bancos, aglutinan gente que quiere obtener rendimiento de su dinero. A continuación, la ponen en contacto con otros que lo necesitan. La comisión del intermediario es menor a la que cobraría un banco. Por lo tanto, el préstamo sale a un interés más barato, y quien deja el dinero obtiene más rentabilidad.

Evidentemente, convendrá informarse bien. Especialmente, con respecto a las garantías. Y de la posibilidad de recuperar el dinero en caso de necesidad.

Criptomonedas: la revolución financiera sin precedentes

Las monedas virtuales, como el Bitcoin, representan un cambio incomparable. Hasta ahora, el dinero se concretaba en billetes tangibles. Los podías depositar en un banco, pero también guardarlos en casa. Por el contrario, cuando una persona posee criptomonedas, lo que en realidad tiene es un registro en red (blockchain) que le acredita como propietario de éstas.

La seguridad del sistema radica en que este registro está replicado en varios puntos de la red, por lo que es prácticamente imposible cambiarlo. Los encargados de registrar saldos y transacciones se llaman “mineros”, y son remunerados por su labor.

El hecho de que toda la información resida en la red abre infinitas posibilidades. Por ejemplo, se pueden registrar en blockchain contratos automatizados entre dos partes. Esta tecnología puede llegar a permitir, en un futuro no muy lejano, que una transacción dineraria quede programada, de manera irrefutable, si se cumplen unas determinadas condiciones contractuales.

Alrededor de todo esto, sin embargo, han aparecido varias maneras de ganar dinero. Ahora bien, conviene analizarlas en profundidad porque tienen riesgos que no siempre quedan bien explicados. Hay una entrada al respecto en este mismo blog desde hace unas semanas.

Una revolución financiera a descubrir durante las vacaciones

Te animo a ampliar la información de estas tres entradas este verano. Por razones de espacio no me he podido extender como el tema merece. En todo caso, basta con teclear en Google cualquiera de las palabras clave (neobancs, robo advisors, crowdlending, etc.) para ponerte al día rápidamente. Por ejemplo, te invito a empezar por lo que viquipèdia explica de criptomoneda.

En acOnseguir te ofrecemos nuestro servicio de Coaching en economía doméstica para acompañarte en la comprensión de estas nuevas herramientas. De entrada, puedes consultar lo que hay en el blog en relación a la importancia de entender bien qué conlleva cualquier posibilidad de inversión.

Imagen de WikiImages en Pixabay

Tags: , , ,

Comments are closed.