Showing posts tagged with: objetivos

Gasolina financiera para que el coche no se pare

Espero que pronto los motores eléctricos dejen obsoleto este título. Mientras no llegue el momento, la "gasolina financiera" de este título me sirve de ejemplo gráfico de lo que quiero transmitir. En esta entrada del blog me centro en la importancia de una buena financiación. Si vamos un paso más allá, una buena autofinanciación no nos hará depender de ninguna entidad de crédito. Quienes hemos conducido un vehículo a motor conocemos la necesidad de disponer de información fiable de las magnitudes más relevantes. Velocidad, temperatura del agua, revoluciones serían algunas de ellas. Conocer cuál es el recorrido que haremos, el carburante que nos hará falta y con qué contamos para el trayecto resulta imprescindible. Una buena planificación del viaje evita quedarnos cortos, no llegar a repostar a tiempo, y quedarnos parados. El dinero constituye la gasolina financiera que nos hará falta para alcanzar las diferentes metas que nos proponemos. La adecuada planificación de este recurso resulta fundamental. Es igual que hablemos de una economía familiar o un negocio, por grande o pequeño que sea.  

Leer más

Deudas y sabotaje a la libertad financiera

Las líneas que siguen, como muchas otras cosas en la vida, son consecuencia de dos casualidades que han hecho que me vuelva a referir a las deudas como elemento de sabotaje a la libertad financiera. No faltarán economistas quienes mencionarán los beneficios que a nivel macroeconómico tiene la deuda como medio que incrementa el dinero en circulación (multiplicador monetario). La realidad que veo en mi día a día con clientes, sin embargo, es que una gran parte de las dificultades financieras que vive mucha gente derivan precisamente de un exceso de préstamos pendientes. Y, de hecho, estos problemas van mucho más allá del clásico "no llegar a fin de mes", sino que pueden llegar a afectar a la propia libertad: el miedo a no poder pagar lo que se debe puede paralizar a la hora de tomar decisiones que quizás nos harían ser más felices (por ejemplo dejar un trabajo que no nos ilusiona). Veamos cuáles son las dos casualidades que hoy me han llevado hasta aquí.  

Leer más

Concretar objetivos financieros: aprovechemos la energía post-verano

Con las líneas que siguen pretendemos enfocar una parte de la energía acumulada durante los días que probablemente habréis tenido de vacaciones para concretar objetivos financieros que os motiven, os pongan en marcha, y os hagan sentir mejor. Este sigue siendo un país que queda cerca de pararse durante agosto (menos que hace unos años, todo hay que decirlo). Muchos de nosotros habremos dispuesto de tiempo para reponernos. En cierto modo, volvemos a la vida cotidiana con las pilas cargadas para emprender acciones diversas. ¿Qué os parece si dedicamos parte de este empuje veraniego a concretar objetivos financieros y ponernos manos a la obra para caminar en la dirección correcta para que se conviertan en realidades? Es conveniente diferenciar entre las metas que nos podemos plantear a nivel personal o familiar, y las relativas a la actividad profesional que desarrollamos en un negocio propio, en su caso.  

Leer más

Patines en una bolsa cubierta de polvo (compras innecesarias)

Lo confieso: yo tengo unos patines en línea comprados hace muchos años (cuando aún no contaba con la consciencia financiera de la que gozo ahora) en una bolsa que no hace más que acumular polvo. Me podríais preguntar por qué que no los pongo a la venta en Internet (una fantástica opción para todo lo que no utilizamos), pero para mí son como un pequeño recordatorio de que no es nada recomendable hacer compras innecesarias. En la trampa que yo caí también caen a menudo una buena parte de mis clientes: creemos que, por el hecho de comprar un determinado objeto o servicio, cambiaremos de hábitos, que aquella compra "nos obligará" a llevarlo a cabo. En mi caso, había hecho algunas salidas en patines de alquiler y pensaba que, tras el verano, podría seguir disfrutándolas. Lo que suele ocurrir es que el verano se acaba, los días se hacen más cortos (menos horas de sol y temperaturas que no invitan tanto a salir), las rutinas y obligaciones del día a día vuelven, y los patines van a parar a una bolsa que irá acumulando polvo.  

Leer más

Ponernos en marcha, financieramente también

Dentro de mi educación, tanto a nivel de gestión como de coaching, hay un consejo que me ha llegado a menudo a través de libros y maestros: es muy importante ponernos en marcha, y dar el primer paso lo antes posible. Lo decía hace tiempo Guy Kawasaki en el bestseller "El arte de empezar": lo que más cuesta para ponerse en marcha es ponerse en marcha, y (esta parte la añado yo) financieramente también.

¿Qué significa ponernos en marcha?

Significa que, en marketing, no es necesario tener el producto o el servicio perfectos para lanzarlos al mercado. Y, en el ámbito de nuestras finanzas personales o familiares, para dar el primer paso no es preciso esperar un aumento de sueldo, ni que dispongamos del tiempo necesario, ni que nos dejen un ordenador para preparar una recopilación de gastos... hay un montón de resistencias para no llevar a cabo lo que, en lo más profundo de nosotros mismos, sabemos que hay que hacer.  

Leer más

El poder de la diversificación financiera

Como hemos explicado en otras entradas, con nuestros clientes solemos empezar por hacer un análisis de ingresos y gastos, sigue una toma de conciencia, se adoptan decisiones responsables y se planifica cómo conseguir objetivos. De éstos, una meta relativamente habitual es poder ahorrar, y la cuestión que aparece cuando queda claro que esto es posible es como planificar el ahorro. En este punto, vale la pena entender el poder de la diversificación financiera, el equivalente al viejo dicho de no poner todos los huevos en la misma cesta. Podemos enfocar este tema desde diferentes ópticas.

1. Diversificación financiera según cuándo necesitaremos el dinero

 

Leer más

Pequeños gastos que nos desvían de nuestros objetivos

Lo que voy a contar ahora pasa muy a menudo cuando estoy con un cliente que se pone en contacto con acOnseguir porque no llega a ahorrar o a alcanzar una determinada meta, aunque aparentemente cuenta con ingresos más que suficientes para hacerlo. Una vez terminado el correspondiente análisis, encontramos el origen del problema en lo que yo llamo los pequeños gastos que nos desvían de nuestros objetivos. Efectivamente, en el proceso de análisis mencionado en el anterior párrafo miramos los ingresos (si es un trabajador con nómina, acabamos rápido), y los gastos. En este capítulo, los más significativos casi siempre están muy claros, sobre todo cuando pasan por el banco: alquiler o hipoteca, alimentación, suministros, escuelas, mantenimiento del coche, gasolina, los principales seguros, etc. Y llega un punto en el que da la sensación de que los ingresos superan de largo los gastos, pero las cuentas bancarias dejan bien a la vista que no hay ahorro. ¿Dónde está ese dinero que falta?.  

Leer más

Tiempo de prioridades: ¿dónde ponemos el foco el próximo año?

En unos días llegará la Navidad, y poco después Fin de Año. Muchos de nosotros hacemos balance de cómo han ido los últimos 12 meses. Es tiempo de prioridades: ¿dónde ponemos el foco el próximo año? ¿Tenéis la sensación de que el tiempo pasa y de que lo que cada noche de 31 de Diciembre os prometéis que haréis sigue pendiente? En este artículo me gustaría dar unas pautas que nos pueden ayudar a centrarnos en lo que realmente es importante para cada uno de nosotros, y, claro, a enfocar nuestras finanzas para acercarnos a ello. Os propongo que realicemos, con lápiz y papel, un pequeño ejercicio que me ha inspirado un libro del conferenciante Anthony Robbins: se trata de poner por escrito una lista con aquellas necesidades (alguien lo podría llamar también valores) que desearíais tener cubiertas o a las que os gustaría dedicar una especial atención. Os pongo un ejemplo:  

Leer más

El negocio es el negocio (separar de la economía doméstica)

Últimamente he tenido algunos clientes que me han hecho sentir la necesidad de escribir sobre la conveniencia de separar la economía doméstica de la relativa a la actividad profesional: el negocio es el negocio, y conviene tener claro qué partidas de gasto corresponden exclusivamente a esta actividad. De hecho, el tema se centra en que, cuando se es un trabajador con un salario, es muy sencillo separar ingresos de gastos, dado que la mayoría de salidas de dinero no tienen ninguna relación con el trabajo que se desarrolla (a excepción, quizás, de transportes de ida y vuelta de la empresa, comidas fuera de casa, canguros y similares). No obstante, si el dinero que entra en casa proviene de una actividad profesional o un pequeño negocio, me consta que a menudo se mezclan gastos relativos a éstos con el resto de pagos.  

Leer más

La economía de la manipulación (cómo gastar en lo que no necesitamos)

Somos mucho más ricos que nuestros tatarabuelos, pero llegamos a fin de mes en peores condiciones que ellos. Este es un pasaje del libro "La economía de la manipulación", escrito por un par de premios Nobel (George A. Akerlof y Robert J. Shiller), y que he tenido la suerte de leer este verano. Efectivamente, según los autores, en 1930 uno de los más grandes economistas de todos los tiempos, John Maynard Keynes, intentó prever cómo sería el mundo en 2030, es decir, 100 años más tarde. Sorprendentemente, acertó casi de lleno en un hecho: dijo que la renta (inflación aparte) sería 8 veces más alta, y en 2010, en Estados Unidos, ya se había multiplicado por 5'6, a falta de 20 años para la fecha de la previsión.  

Leer más

Nuestros servicios financieros personales

Suscríbete a nuestro boletín