Showing posts tagged with: educación financiera

Amortizar bienes: nada dura eternamente, deberemos reponerlo

Cuando acompañamos clientes en el proceso de poner en orden sus finanzas personales o familiares, hay muchas veces que podemos tomar como modelo lo que hacen las empresas mínimamente bien gestionadas. En concreto, en esta ocasión me gustaría poner el foco en el concepto de amortizar bienes, y en cómo podemos aplicarlo en el campo de la economía doméstica. Lo que compramos no dura eternamente, y es conveniente prever que deberemos reponerlo.

Amortizar bienes en un negocio

Comencemos centrándonos en cómo aparece esta necesidad. Cualquier propietario de una empresa o pequeño negocio querrá saber con el máximo de precisión si gana o pierde dinero con su actividad, y, a nivel básico, esto se averigua restando los gastos de los ingresos.  

Leer más

Decisiones financieras: pequeña recopilación de consejos

En toda decisión elegimos entre varias opciones disponibles y en el proceso confluyen toda una serie factores. Todo buen vendedor sabe que las emociones y la psicología tienen un notable protagonismo, tal como explicábamos hace un tiempo en una entrada relativa a la manipulación a la que estamos sometidos. Como contrapunto a estas emociones tenemos el pensamiento racional, que pone el foco en la información disponible y en la frialdad de los hechos. En esta línea, cuando las alternativas que tenemos son económicamente muy relevantes podemos hablar de decisiones financieras. Afortunadamente, empezamos a tener conciencia de hasta qué punto conviene dedicar tiempo y recursos en tomar buenas decisiones financieras donde intervienen mucho dinero. Hace 15 años es posible que mucha gente hiciera un análisis menos detallado en la compra de un coche o la de un piso, pero hoy en día todos nos miramos con más profundidad adquisiciones de este tipo.  

Leer más

Ahorrar para los hijos: ventajas de planificar

Hace unos días, me comentaba una clienta que estaba muy decepcionada con la libreta que había abierto años atrás a nombre de sus hijos en una entidad financiera de primera línea: más allá de los regalos iniciales, la rentabilidad había sido casi nula, y calificaba el producto como una estafa. Yo no iría tan lejos con este adjetivo (hablo al respecto en el siguiente párrafo), pero sí que vale la pena dedicar un tiempo a planificar cómo ahorrar para los hijos con el fin de evitar sorpresas como ésta. De hecho, me gustaría que los que leáis las siguientes líneas toméis conciencia de que existen notables diferencias en el resultado final del ahorro si elegimos una opción u otra. Antes de continuar, me gustaría hacer un inciso en el comentario de mi clienta relativo a que el producto había resultado una estafa. Bajo mi punto de vista, la mayoría de las veces el problema no es el producto, sino unas decisiones sobre qué hacemos con el dinero tomadas con conocimientos por desgracia limitados por un sistema educativo que no da suficiente importancia a proporcionar una buena base financiera.  

Leer más

Ponernos en marcha, financieramente también

Dentro de mi educación, tanto a nivel de gestión como de coaching, hay un consejo que me ha llegado a menudo a través de libros y maestros: es muy importante ponernos en marcha, y dar el primer paso lo antes posible. Lo decía hace tiempo Guy Kawasaki en el bestseller "El arte de empezar": lo que más cuesta para ponerse en marcha es ponerse en marcha, y (esta parte la añado yo) financieramente también.

¿Qué significa ponernos en marcha?

Significa que, en marketing, no es necesario tener el producto o el servicio perfectos para lanzarlos al mercado. Y, en el ámbito de nuestras finanzas personales o familiares, para dar el primer paso no es preciso esperar un aumento de sueldo, ni que dispongamos del tiempo necesario, ni que nos dejen un ordenador para preparar una recopilación de gastos... hay un montón de resistencias para no llevar a cabo lo que, en lo más profundo de nosotros mismos, sabemos que hay que hacer.  

Leer más

Educación financiera para los hijos: gestionar su millón de euros

Tomamos decisiones financieras personales prácticamente cada día. La mayoría de ellas tienen poca trascendencia en nuestra economía, otras quizás más. En muchos casos nuestros hijos tienen un cierto protagonismo, porque reciben lo que alguien llamó "el susurro de las paredes": los niños son como esponjas, y van incorporando a su manera de hacer todo lo que ven de manera inconsciente , también en decisiones económicas. Por este motivo, considero que la educación financiera para los hijos tiene una gran importancia, porque proporciona un espacio para confirmar la conveniencia de algunos de los hábitos que han visto o, por el contrario, alertar de los posibles perjuicios de otras decisiones. Por desgracia, a veces con clientes tengo la sensación de que las finanzas son como una especie de tema tabú del que no se habla con los miembros de la familia. De alguna manera, recuerda la educación sexual que, en su momento, costó tanto de normalizar.  

Leer más

Nuestros servicios financieros personales

Suscríbete a nuestro boletín