Cómo establecer, medir y conseguir un sueño financiero

Para conseguir un objetivo, el primer paso es establecerlo. Si no sabemos hacia dónde vamos, difícilmente llegaremos. Y, una vez determinado, necesitamos ir midiendo cómo estamos de cerca. Con un sueño financiero pasa algo similar. En esta entrada estableceremos cinco categorías. Cada una de ellas da un nivel diferente de satisfacción. Corresponde a cada individuo decidir cuál quiere trabajar.

En cierto modo, y para los que la conozcáis, los diferentes niveles recuerdan la pirámide de Maslow (link al final). Pero esta no es la fuente de inspiración. En este caso, lo es el libro “Dinero: domina el juego” de Tony Robbins. No es necesario que diga que su lectura es muy recomendable.

Nivel 1 de sueño financiero: seguridad

El nivel de seguridad consiste en tener cubiertas las necesidades básicas para vivir. Esto significa disponer de un techo, suministros, comida, transporte y servicios sanitarios totalmente asegurados. 

Cuidado: no es una necesidad básica un coche de lujo para ir al trabajo. Sí lo es el billete de transporte público que nos permite llegar allí. Las necesidades básicas son primeras necesidades.

Es un muy buen ejercicio averiguar de cuánto dinero hablamos. A los que lleváis un cierto control de vuestras salidas de dinero os será muy fácil. También lo será si habéis llenado la hoja de planificación que puede ser descargada de nuestra web (link también al final). No se tarda mucho en hacerlo. Sólo será necesario que reflexionéis un poco sobre cómo llegar con el mínimo presupuesto. Multiplicad por 12, y obtendréis que deberíais ingresar cada año para no haberos de preocupar por lo más básico. Quizás descubriréis que es menos dinero del que pensabais.

Nivel 2 de sueño financiero: vitalidad

Si subimos un escalón, podemos añadir al importe que nos haya salido en el apartado anterior otro tipo de gastos. Serían los correspondientes a ropa, ocio o educación concertada para los hijos. En definitiva, esos pequeños lujos que valoramos más (no todos). Cada uno tendrá los suyos. Os animo a calcular cuánto dinero anual os hace falta.

Nivel 3 de sueño financiero: independencia

Seguimos esta línea ascendente. En la siguiente categoría de sueño financiero incluimos lo que nos haga falta para continuar con el nivel de vida que ahora llevamos. Tal como está. Quizás pagamos por una segunda residencia. O hacemos anualmente unas vacaciones. O disfrutamos de un vehículo del que estrictamente podríamos prescindir. Añadimos todo ello en importe anual y sabremos qué necesitamos para seguir como hasta ahora.

Nivel 4 de sueño financiero: libertad

Para alcanzar este punto, necesitamos sumar a la cifra que arrastramos del nivel anterior algunos de los lujos que hoy no nos podamos permitir. A partir de aquí, ya hablamos de sueños financieros en mayúsculas. ¿Cuánto dinero nos haría falta cada año para sufragar una casa más grande? ¿O los viajes que tenemos pendientes? ¡Dejemos ir la imaginación! Y, aún más importante, ¿nos atrevemos a cuantificarlo económicamente?

Nivel 5 de sueño financiero: libertad absoluta

Finalmente, dentro del último grado va todo lo que ni siquiera nos hemos atrevido a mencionar en el nivel anterior. Ahora bien: se trata de sumar con un cierto criterio. Para pasar unos días al año en una casa junto a una estación de esquí quizás no hay que comprarla. Posiblemente será suficiente alquilarla por el tiempo que hemos pensado estar allí. De esta manera, disfrutamos de todos los lujos que queramos, pero de la manera más económicamente racional. ¿Podemos asignar un coste anual a este estilo de vida que soñamos?

¿Y qué hacemos con todos estos sueños?

¿En qué nivel os habéis parado a hacer algún cálculo o soltar la imaginación? Es muy importante observarlo, porque es complicado centrarnos en todos ellos al mismo tiempo. Por ejemplo, tal vez habéis pasado de largo del nivel de seguridad. ¿Este sueño financiero ya es realidad para vosotros? Por el contrario, es posible que hayáis prestado atención al nivel 3 o el 4.

Por otra parte, hay un enfoque ciertamente ambicioso para todo ello. No se trata sólo de ganar suficiente dinero para alcanzar cada nivel. Lo que sería deseable es disponer de suficientes inversiones para que este importe llegue sin tener que trabajar.

Concretemos. Supongamos que necesitamos 1.500 EUR mensuales en el nivel 1 (seguridad). Esto es 18.000 EUR anuales. Idealmente, nos harían falta inversiones que nos rindieran este dinero. Quizá bastaría con disponer de un piso totalmente pagado y puesto en el mercado de alquiler por esta renta. ¿Estáis lejos? ¿Lo veis factible?

Para todo sueño financiero hay una planificación

Como es habitual, acabaremos con algún enlace. Esta vez, podemos refrescar qué es la pirámide de Maslow y repasar una entrada del blog que os puede motivar a poneros a ahorrar de verdad.

¿Estaríais dispuestos a gastar sólo para cubrir el nivel 1 para destinar el resto de ganancias a acumular un patrimonio que os permita que este nivel quede asegurado sin tener que trabajar? Cada uno tendrá su respuesta.

Nuestro servicio de Coaching en economía doméstica puede ayudarte a centrarte en el nivel que decidas y analizar cómo llegar a partir de tu situación actual. Sólo es necesario que nos pongamos a ello.

Imagen de Stefan Keller en Pixabay

Tags: , , , , ,

Comments are closed.

Nuestros servicios financieros personales

Suscríbete a nuestro boletín